lunes, 25 de septiembre de 2017

Conoce los alimentos que ayudan a prevenir el cáncer


¿Si supieras que puedes prevenir el cáncer cambiando un poco tu alimentación, probarías al menos? Sigue leyendo y descubre qué alimentos pueden ayudarte a alejar el peligro de esta enfermedad y a hacer que tus comidas sean mucho más saludables.

Los alimentos son el combustible que permite que cada parte del cuerpo funcione correctamente. Por eso es tan importante seleccionarlos bien. Así como hay comidas que si no se escogen y se preparan en la forma adecuada aumentan las posibilidades de que tengas presión alta o diabetes cuando tienes la predisposición a ellas, hay otras que -por el contrario- te ayudan a mantenerte joven por más tiempo, a perder el exceso de peso e incluso a prevenir el cáncer.

Si bien cada alimento por sí solo no es suficiente para prevenir el cáncer, los especialistas consideran que una buena combinación es una dieta basada en frutas y vegetales, que a largo plazo puede lograr resultados positivos e importantes. El Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR por sus siglas en inglés) recomienda que dos tercios de tu plato deben llenarse con frutas, legumbres, granos integrales y verduras, que combinados entre sí multiplican sus propiedades individuales en lo que los expertos denominan sinergia, o la unión de las fuerzas o energías. Es lo que en lenguaje común se llama trabajar en equipo.

Lo mejor de todo es que las alternativas son variadas y sabrosas: el tomate, el ajo, la soja (soya), las legumbres, las uvas y las fresas, los granos integrales, el repollo y las coles así como los vegetales de hojas verdes, como la espinaca y la lechuga romana, son sólo algunos ejemplos de los alimentos que tienen un historial anticancerígeno.

Por su parte,  las frutas, las verduras, las legumbres y los granos integrales tienen menos calorías y ayudan a evitar el sobrepeso, que también se ha asociado al desarrollo de ciertos tipos de cáncer como el colorrectal, del esófago, páncreas, riñón y mama en las mujeres posmenopáusicas.

Muchos de estos alimentos, como las legumbres, los granos integrales, los vegetales de hojas verdes y las fresas (frutillas), también tienen un alto contenido de fibra, que ayuda a prevenir el cáncer de colon.

En particular, cada una de estas opciones tiene nutrientes diferentes que colaboran con la salud. Las legumbres, por ejemplo, como las arvejas (guisantes, chícharos), los frijoles (fréjoles, habichuelas) y las lentejas tienen ingredientes activos que juegan un papel importante en la prevención del cáncer, así como saponinas, inhibidores de proteasa y ácido fítico, que son fitoquímicos que se encuentran naturalmente en las plantas y protegen a las células del daño que puede llevar al cáncer.

En detalle, las saponinas han mostrado que pueden inhibir la reproducción de las células cancerígenas y disminuir el crecimiento de los tumores en muchos tejidos diferentes, mientras que los inhibidores de la proteasa han demostrado que ayudan a prevenir algunos tipos de cáncer. El ácido fitico, por su parte, tiene la habilidad de demorar la progresión de los tumores.

Dentro de las legumbres también entra la soja (soya), que es particularmente buena para prevenir el cáncer porque además tiene otros componentes activos como los isoflavonoides, el ácido fenólico y los inhibidores de la proteína quinasa, que también ayudan en esta tarea. Además, algunas sustancias de la soja (soya) se asemejan a las hormonas naturales del cuerpo. Esa podría ser una razón por la cual los productos elaborados con ella (como el tofu, la leche y las hamburguesas de soja y el miso) se han asociado con una reducción en el desarrollo del cáncer de próstata y el cáncer de mama, en cuya aparición intervienen las hormonas. Sin embargo, si ya estás recibiendo un tratamiento anti-estrógenos, con tamoxifeno, por ejemplo, debes minimizar el consumo de alimentos a base de soja y evitar los suplementos con isoflavonas.

Otros alimentos que tienen saponinas y flavonoides son los vegetales de hojas verdes, como la espinaca, la lechuga romana, la mostaza verde y la achicoria. Todos ellos son una excelente fuente de folatos y contienen un amplio rango de carotenoides que actuarían como antioxidantes y, de ese modo, ayudarían a prevenir el cáncer.

Por su parte, el brócoli, la coliflor, los repollitos (o coles) de Bruselas, el repollo (col) y todas las verduras que se encuentran en la familia de las coles ayudarían a regular el complejo sistema de encimas que defienden al cuerpo contra el cáncer y tendrían un efecto protector más fuerte frente al cáncer de la boca, la faringe, la laringe, el esófago y el cáncer del estómago.

Otro alimento que contiene un poderoso antioxidante, en este caso llamado licopeno, es el tomate. En estudios realizados en animales, el licopeno y sus compuestos (conocidos como la “familia roja)”, tienden a concentrarse en los tejidos de la próstata y han probado reducir el riesgo del cáncer prostático. Incluso hay evidencia de que el poder anticancerígeno del tomate es mayor si se consume en forma de salsa, de jugo o en pasta, ya que estos métodos de preparación permiten que el licopeno se libere de manera más fácil y se absorba mejor.

Y para ir terminando esta lista de alimentos que ayudan a prevenir el cáncer, que es sólo una muestra, podemos mencionar a las uvas (como fruta natural y en forma de jugo). Ambas formas son una rica fuente de resveratrol, que es un fitoquímico que se concentra más en la cáscara (piel u hollejo) de esta fruta, en especial cuando son rojas o moradas (más que las verdes). Al respecto, un estudio sugiere que los polifenoles en general, y el resveratrol en particular, poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Como te decía, esta lista podría continuar pero sería casi interminable. Lo importante es que no te olvides de incluir frutas y verduras de todo tipo en tu dieta: ¡llena tu plato de colores y sabores! Es un primer paso para mantener una dieta sana, prevenir el cáncer y vivir una vida más saludable.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Oxford

The post Conoce los alimentos que ayudan a prevenir el cáncer appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2jWnycr

Entrenamiento de resistencia: una clave para combatir el paso del tiempo


El ejercicio físico debe formar parte de tu rutina para mantener la salud. Se ha comprobado que mantenerse activos ofrece varios beneficios para el cuerpo y para la mente. El entrenamiento de resistencia o fuerza, en particular, pueden hacer que te mantengas fuerte y que te sientas joven por más tiempo. Aquí te contamos por qué. 

Además de quemar calorías, el entrenamiento de resistencia o con pesas le dará tono y definición a tus músculos y fortalecerá tus huesos. Esto es importante por diferentes motivos, en especial cuando el paso de los años empieza a notarse y a sentirse en el cuerpo.

¿Por qué con el paso de los años? Veamos. Entre los 30 y los 40 años de edad comienza una disminución natural de la fuerza de los músculos, que se acelera luego de los 50, y lo mejor que puedes hacer para demorar este proceso y mantener tu fuerza muscular es seguir un entrenamiento de resistencia.

Además, cuando la musculatura se debilita por el paso del tiempo, el metabolismo comienza a trabajar más lentamente y tus necesidades calóricas disminuyen. Entonces, a menos que comas menos, tienes más posibilidades de subir de peso. ¿Cómo lo evitas? Manteniendo tus músculos fuertes. De ese modo, tu cuerpo también quemará más calorías.

Al mismo tiempo, mantener los músculos fuertes también ayuda a proteger los huesos y a reducir la perdida de la densidad ósea que también se produce con la edad (que puede convertirse en osteoporosis, por ejemplo, y hace que sea más fácil sufrir fracturas o quebraduras de los huesos).

Más beneficios del entrenamiento de resistencia:

¿Te parecen pocos motivos para mantenerte en forma? Sigue leyendo, ya que las razones para mantener los músculos fuertes no terminan aquí. Cualquier movimiento que quieras hacer necesita fuerza muscular, desde levantarte de una silla y abrir un frasco hasta correr media cuadra para  tomar el autobús. Además, mantenerte fuerte te ayudará a sentirte bien y eleva tu autoestima.

Por otro lado, con la edad pueden aparecer enfermedades nuevas, de las cuales podrías disminuir sus síntomas y/o retrasar su avance si practicas un entrenamiento de resistencia. Por ejemplo, el dolor de espalda, la artritis, la depresión, la diabetes, las enfermedades del corazón y la osteoporosis. Por supuesto, el entrenamiento con pesas también te permite mantener el equilibrio y la coordinación, de modo que te ayuda a evitar caídas y prevenir lesiones.

Por otro lado, hay investigaciones que demuestran el poder del ejercicio físico sobre la mente. De esta forma, mantenerte fuerte también te ayudará a evitar la pérdida de la memoria que ocurre con la edad.

¿Ahora sí estás convencido(a)? Antes de comenzar cualquier rutina de entrenamiento de resistencia recuerda consultar con tu médico para que sepas si debes evitar algún movimiento o si tienes que tener algún cuidado en especial de acuerdo a tu estado de salud. Las personas con problemas del corazón, por ejemplo, o quienes tienen presión alta, pueden obtener muchos beneficios del ejercicio pero deben tener ciertos cuidados. Lo mismo ocurre con las personas que tengan problemas en las articulaciones, por mencionar algunos ejemplos.

Del mismo modo, recuerda que –como la experiencia- la fuerza se obtiene poco a poco y con el tiempo. Por eso, lo mejor es comenzar el entrenamiento de resistencia lentamente, con poco o nada de peso y con sesiones cortas que podrás ir intensificando a medida que tu cuerpo esté preparado para hacer más fuerza y soportar más peso. Ten en cuenta que excederte puede provocar el efecto contrario y hacer que te lesiones.

También, hay movimientos que a simple vista parecen fáciles pero que no lo son y un movimiento equivocado también puede hacer que te lastimes. Aprende a escuchar a tu cuerpo, que te dirá si algo no le hace bien, pero mientras lo haces es aconsejable que busques asesoramiento profesional, con algún entrenador físico calificado. Una vez que conozcas las rutinas del entrenamiento de resistencia que escojas, entonces sí podrás practicarlas en cualquier lugar y podrás seguir disfrutando de un cuerpo sano y prolongando la juventud de tu cuerpo, más allá del paso del tiempo.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Bojan89

The post Entrenamiento de resistencia: una clave para combatir el paso del tiempo appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/1JqTSUI

Manzana horneada en microondas – receta saludable


Te presentamos nuestra receta para un rico postre saludable sin colesterol, muy bajo en calorías, azúcares y grasas. La manzana es una de las mejores frutas para el corazón y es un antiinflamatorio natural. Nuestra versión “horneada” es perfecta para llevar al trabajo. Colócala en un tupper con todos los ingredientes y cocínala en el microondas de la oficina. Puedes preparar varias manzanas y congelarlas. ¡Buen provecho!

Tiempo de preparación de la receta: 15 minutos

Dificultad de la receta: Baja

Ingredientes (para 1 porción):

  • 1 manzana
  • 1 ½ cucharaditas de endulzante sin calorías
  • ¼ de cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharada de nuez troceada
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana

Preparación:

  1. Corta la parte superior de la manzana para crear una tapa. Retira el corazón y luego extrae el interior de la manzana.
  2. Pica lo que extrajiste de la manzana finamente, combínalo con el endulzante, la canela en polvo y el vinagre de manzana.
  3. Agrega las nueces troceadas y coloca el relleno de regreso en la manzana. Pon la tapa encima y cocina en el microondas por 5 minutos a máxima potencia.
  4. Saca del microondas, deja enfriar por 1 minuto y disfruta.

La receta rinde: 1 porción

Por porción: 82.9 calorías; 6.6 g grasas; 0.0 mg colesterol; 4.5 g carbohidratos; 0.9 g azúcares; 2.7 g proteína; 0.5 g fibra

Fuente de la Receta: Manzana Horneada en Microondas en Kiwilimon

kiwilimón

 

 

 

The post Manzana horneada en microondas – receta saludable appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2y2qyKG

sábado, 23 de septiembre de 2017

Salud: Los 5 reportajes más populares de esta semana


Estos fueron los 5 reportajes más populares que publicamos en Vida y Salud la semana del 18 de septiembre, 2017:

1.  Qué hacer cuando sientes dolor durante las relaciones sexuales

2.  Los mejores consejos para bajar de peso – recuerda estos 5

3.  Nuevo video: Las vacunas que necesitas y el riesgo de no vacunarte

4.  El cáncer de garganta relacionado con el VPH aumenta entre los hombres

5.  Nuevo video: Cenas, fiestas, vacaciones – retos para las personas con diabetes

¿No ves el tema que estás buscando? En Vida y Salud tenemos miles de artículos y cientos de videos sobre la medicina y cómo llevar una vida saludable. Sólo tienes que introducir el tema de que te interese en la casilla de búsqueda que se encuentra en la parte superior de la página y pulsar en el botón anaranjado que dice “Buscar”.

Si no encuentras algo sobre el tema que te interesa, por favor avísanos. Nos puedes dejar un comentario al fondo de este artículo o mandarnos un email usando nuestra forma de contacto, haciendo click aquí. Leemos y tomamos en cuenta todos los comentarios y todas las preguntas que recibimos al decidir cuál será el nuevo contenido del sitio. Y, como te darás cuenta, hay contenido nuevo sobre la salud y la medicina todos los días.

Esperamos ser dignos de tu confianza y convertirnos en tu recurso #1 de salud.

 

Imagen © iStock / koya79

The post Salud: Los 5 reportajes más populares de esta semana appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2xB6UUX

viernes, 22 de septiembre de 2017

Video: Cenas, fiestas, vacaciones – retos para las personas con diabetes


Ya te organizaste en casa. Ya sabes lo que puedes pedir en los restaurantes. Estás manteniendo tu diabetes bajo control. ¡Felicidades! Pero ahora te enfrentas a un nuevos reto: Si estás lamentando que en la cena o la fiesta a la que te invitaron esta noche, o en las vacaciones familiares, no podrás comer esto o aquello por tu diabetes, te tenemos una buena noticia: No tienes por qué quedarte guardado en casa. Aunque tengas diabetes, puedes salir a divertirte y comer muy bien. Sólo sigue estos consejos para mantener bajo control el azúcar en tu sangre…

 

 

También debes mantener la diabetes bajo control cuando salgas a divertirte. Esto plantea retos para tu condición: la abundancia de comida deliciosa puede hacerte caer en tentaciones que hagan un poco más difícil el manejo de la diabetes. Claro que no es recomendable que te abalances sobre un plato de comida chatarra, pero existen una variedad de comidas sanas que puedes incluir en tu dieta, y si sabes que se te van a antojar los postres y los dulces, por ejemplo, recuerda que es importante moderar la cantidad.

Así que prepárate para estas situaciones ¡y no te olvides de disfrutar de los eventos sociales! Recuerda, que además de la comida, hay otras cosas en la vida: ocúpate de la música, piensa en el vestido o el traje que te pondrás, organiza alguna actividad de grupo para compartir o prepara una lista de temas o anécdotas que te gustaría compartir.

Esto mismo sucede si te vas de vacaciones. Es muy probable que durante los días que estés de viaje tu rutina se vea modificada por completo. Por eso, como dicen las abuelas, “más vale abrir el paraguas antes de que llueva”.

Si hay algo que requiere la diabetes es previsión, algo que muchas veces nos cuesta tener con el ritmo de vida que llevamos. Ya que no nos da tiempo para planear qué vamos a comer ni mucho menos prepararlo de antemano.

Pero si tienes diabetes, organizarte y ser prevenido son dos factores que te ayudarán a vivir más sano y, prácticamente, olvidarte de la enfermedad. Por eso, aquí te damos algunas consejos para que puedas llegar a esa cena o fiesta tan deseada listo para disfrutarla sin excesos y/o para viajar cómodo de forma que la glucosa (el azúcar) en la sangre, se mantenga dentro de los límites recomendados.

Si tienes diabetes y te invitan a cenar o a una fiesta:

  • No evites todas las comidas del día para desquitarte por la noche. ¡No hay nada peor que eso para tu cuerpo! Eso no es saludable para nadie, pero si tienes diabetes, puede ser peor ya que tu organismo necesita de los alimentos cada cierto número de horas, como si fueran medicamentos, es parte de tu tratamiento. Así que ese día aliméntate bien, de manera saludable. Incluso, si quieres, puedes comer algún “snack” o bocadillo permitido antes de ir, para llegar con menos hambre. Así evitarás comer todo lo que tengas frente a ti.
  • Si eres el anfitrión, en cambio, tienes la mitad del problema resuelto. Las comidas permitidas para ti son saludables para los demás. Y bien pueden ser sabrosas y originales. Busca recetas deliciosas y disminuye los carbohidratos (los azúcares refinados, el azúcar de mesa) y las grasas en lo que vayas a ofrecer. Seguramente alguien te lo agradecerá, ¿o crees que entre los invitados no habrá nadie que se está cuidando para evitar esos kilos o libras de más, o incluso alguna otra persona con diabetes?
  • Cuando te inviten, si es posible, pregunta qué comida servirán, así puedes prepararte con tiempo. Entre las comidas que no deberías comer, elige la que prefieras y sírvete sólo un poco, para probarla y sacarte el gusto. Luego, llena el plato con vegetales y otras opciones saludables que encuentres.
  • Cuando llegue la hora del postre, elige frutas o aquellos que tengan bajo contenido de azúcar. Si sabes de antemano qué ofrecerán, podrás llevar tu propia fruta o yogurt, por ejemplo, para no excederte tanto.
  • Si vas a beber alcohol, lo conveniente es que sea sólo una copa durante la comida o después, pero no con el estómago vacío.
  • Luego de la comida, pueden salir a caminar por el barrio en grupo o, porque no, bailar. De ese modo eliminarás las calorías de más que hayas consumido y ayudarás a que tu nivel de azúcar se mantenga dentro de los niveles aceptados.

Si tienes diabetes y te vas de viaje:

  • Lleva contigo bocadillos, vegetales cortados y alimentos que te gusten, que sean fáciles de conseguir y que puedas comer en cualquier momento, en caso de que se retrase el horario de salida o que haya demoras en el viaje, por ejemplo.
  • Por ese mismo motivo, siempre lleva más medicina de la que tomarías normalmente, en caso de que necesites más. Y una vez que llegues a tu destino, no te olvides de controlar tu nivel de azúcar a diario.
  • Durante las vacaciones, las sugerencias con las comidas para manejar la diabetes son similares a las de la fiesta. No te prives de todo pero tampoco pruebes todo, elige una sola comida no permitida y compleméntala con opciones saludables. Y no te excedas con el tamaño de cada porción, como referencia, piensa que no deben ser más grandes que el puño de tu mano cerrado.
  • Aprovecha el tiempo libre para hacer ejercicio, eso te ayudará a contra restar los desajustes que hagas en tu dieta. Además, el ejercicio es una de las cosas más importantes para mantener a la diabetes bajo control.

En ambos casos recuerda tomar tu medicina como siempre lo haces y, por supuesto, disfrutar al máximo los buenos momentos. La diabetes no tiene por qué echarte a perder ni eventos sociales ni las vacaciones.

¡Disfruta de tu vida con la diabetes bajo control!

 

Publicación original: 2010

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Video producido en colaboración con HITN TV para Vida y Salud Televisión.

Imagen © iStock / svetikd

The post Video: Cenas, fiestas, vacaciones – retos para las personas con diabetes appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2xm8c45

Demencia con cuerpos de Lewy – lo que debes saber


Una persona que tiene demencia con cuerpos de Lewy puede parecer confundida o desorientada. Dicen que en sus los últimos días antes de fallecer, el comportamiento del maravilloso actor y comediante Robin Williams había sido un poco extraño. Y revelaron que su autopsia mostró la presencia de cuerpos de Lewy. Aprovechemos esta tragedia para informarnos acerca de esta enfermedad de la cual se habla y se conoce tan poco.

¿Qué es la demencia con cuerpos de Lewy?

La demencia con cuerpos de Lewy es la segunda causa de demencia progresiva después de la enfermedad de Alzheimer y comparte síntomas con esta enfermedad y con la enfermedad de Parkinson (puedes ver nuestro video sobre los tipos de demencia haciendo clic aquí). Se calcula que entre el 10 y el 20% de las personas con demencia sufren de la demencia con cuerpos de Lewy y que, debido a que es difícil de diferenciar clínicamente de otras demencias, frecuentemente muchos casos no se diagnostican correctamente (se diagnostican como enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencia).

Los cuerpos de Lewy son depósitos pequeños de una proteína en las células nerviosas. Se llaman así por el médico que los descubrió, Frederick Lewy. Se pueden identificar en una biopsia del cerebro cuando la persona fallece. Se desconoce porqué o cómo aparecen en el cerebro paro se asocian a niveles bajos de unos químicos (especialmente la acetilcolina y la dopamina) que hacen que se pierda la conexión entre las células nerviosas que con el tiempo, causa la muerte de las mismas y la pérdida de tejido cerebral. Como una tercera parte de los pacientes con Parkinson desarrollan la Demencia con cuerpos de Lewy.

Parece afectar a los hombres más que a las mujeres. Es más frecuente en las personas mayores de los 60 años, pero ocasionalmente sucede antes. Ocasionalmente hay antecedentes familiares (ya que se han identificado algunas familias en donde existe una mutación genética), pero esto no es muy común.

El pronóstico varía pero algunos expertos piensan que avanza más rápidamente que la enfermedad de Alzheimer y que el paciente eventualmente fallece debido a falta de nutrición por los problemas para tragar, puede caerse (por sus problemas para caminar), o por falta de movilidad puede desarrollar úlceras en el cuerpo o pulmonías.

Síntomas y signos

Los síntomas dependen de en qué lugar del cerebro se localizan los cuerpos de Lewy y pueden incluir:

  • Trastornos de movimiento que pueden parecerse a los de la enfermedad de Parkinson (temblores, rigidez, lentitud, arrastrar los pies al caminar)
  • Problemas cognitivos parecidos a la enfermedad de Alzheimer (confusión, dificultad para concentrarse y eventualmente problemas con la memoria)
  • Alucinaciones que pueden ser visuales, auditorias, tactiles o del olfato. Este puede ser uno de los primeros síntomas. La persona ve, oye, siente o huele cosas que otras personas no perciben. Esto es muy común.
  • Problemas para dormir
  • Depresión
  • Dificultad para regular la presión arterial, el pulso, la sudoración y/o las evacuaciones. Todas estas funciones tienen en común que están reguladas, en parte, por el sistema nervioso. Esto puede causar mareos, que se caigan o que tengan problemas con estreñimiento, por ejemplo.
  • Problemas de atención que pueden manifestarse de diferentes maneras. Pueden tener desorganización en su forma de hablar, episodios en que están somnolientos o en que están distraídos.

Causa

No se conoce la causa a ciencia cierta y continúan los estudios. Se cree que son varios factores. Se sabe que la alteración en los niveles de los neurotransmisores mencionados anteriormente es uno de los factores. Y utilizando estudios de tomografía computarizada por emisión de fotón único (conocido como SPECT, por sus siglas en inglés) se encontró que:

  • las alucinaciones visuales se relacionaban a una diminución en la irrigación de las cortezas parietales y occipitales del cerebro y
  • la dificultad para identificar se relacionabaa con la reducción en la irrigación de las estructuras límbicas y paralímbicas del cerebro.

Diagnóstico y tratamiento

Para el diagnóstico no existen exámenes específicos para diagnosticar la demencia con cuerpos de Lewy. Generalmente se hacen los estudios que se ordenan en la evaluación de demencia que incluyen: unos exámenes de sangre que incluyen entre otros: química sanguínea, tiroides, niveles de vitamina B-12, sífilis, HIV y enfermedad de Lyme (si es apropiado).

Posiblemente el médico solicite algunos exámenes para descartar Alzheimer, sangrado o tumor como estudios de imagen por resonancia magnética (IRM o MRI, por sus siglas en inglés) del cerebro, una tomografía por emisión de positrones (TEP o PET scan) o una tomografía axial computarizada (TAC o CAT scan). Que son estudios que proporcionan imágenes del cerebro.

En cuanto al tratamiento, actualmente no tenemos cura para la demencia con cuerpos de Lewy, pero se pueden hacer varias cosas para mejorar la calidad de vida de la persona afectada. Lo ideal es que lo maneje un médico especializado (neurólogo) y con experiencia en demencias y que se intenten tratamientos sin medicamentos antes de intentar los medicamentos (especialmente si los síntomas son leves) porque a veces, unos medicamentos que ayudan con un síntoma pueden empeorar otro.

Cuando se utilizan, generalmente se recetan medicamentos inhibidores de la acetilcolinesterasa (como donezepril, rivastigmina, galantamina) primero. Si no funcionan, la mayoría de los expertos utilizan otros como clonazepina, aripiprazol o quetiapina.

Desde luego se pueden utilizar antidepresivos, tranquilizantes, y/o precursores de la dopamina (como la levodopa y carbidopa) si es necesario tratar trastornos del movimiento, etc.

Prevención

No hay forma de prevenir la demencia con cuerpos de Lewy en este momento. Pero es importante que tanto las personas que la padecen (especialmente en las etapas iniciales de la enfermedad) como los cuidadores se informen acerca de la enfermedad y tengan grupos de apoyo.

Información adicional

Lewy Body Dementia Association, http://ift.tt/1HfgInS

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Foto de Robin Williams en la premiere de “Old Dogs” en el Teatro El Capitan, Hollywood, California, el 9 de noviembre, 2009, tomada por John Shearer.  © iStock / EDStock 2011

The post Demencia con cuerpos de Lewy – lo que debes saber appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/1Zm64yy

Me siento una bolita en el seno, ¿será cáncer?


Las posibles causas de una bolita en el seno

Los quistes, abultamientos y pelotitas que aparecen en los senos son muy comunes. Pero es lógico que las mujeres se asusten cuando detectan una bolita en el seno, ya que en algunos casos, pueden tratarse de cáncer de seno. Lo importante es detectarlos a tiempo y acudir al médico inmediatamente para encontrar la causa que los produce, descartar la posibilidad del cáncer, o empezar a combatirlo sin demora.

Cuando Clara vino a verme al consultorio estaba muy asustada porque había encontrado un pequeño bulto en la mama izquierda y enseguida pensó que esta bolita en el seno era cáncer de mama. Su madre tuvo una experiencia similar unos años antes y no quería que la historia se repitiera con ella.

Si algo así te ocurre a ti, al igual que le he dicho a Clara, ¡no te asustes! Posiblemente se trate de un quiste benigno u otro tipo de abultamiento que no tenga que ver con el cáncer. Eso no significa que no debas actuar de inmediato. Al contrario, es muy importante que visites a un ginecólogo(a) (él o la especialista en el sistema reproductor femenino) o a un especialista en mamas (que generalmente son cirujanos, pero no quiere decir que te van a operar), para que evalúe de qué se trata la bolita en el seno y descarte la posibilidad de que sea algo serio.

Los quistes son, tal como te hemos contado en otro artículo, pequeños bultos llenos de líquido que se forman cuando se bloquean las glándulas mamarias. Si bien pueden causar molestias y un poco de dolor, la mayoría de ellos no son cancerosos, en especial cuando la mujer está en edad fértil.

Algunos quistes son tan pequeños que no los puedes ver ni sentir, y solamente se detectan mediante una mamografía, otra razón más para que no dejes de hacerte este examen cuando te lo recomienda tu médico. En otras oportunidades, los quistes aumentan suficientemente de tamaño como para detectarlos mediante un examen manual del seno.

Generalmente, los quistes aumentan de tamaño y pueden doler un poco unos días antes de la menstruación, durante el síndrome premenstrual (SPM), y éste es el momento en que los puedes identificar más fácilmente. Esto se debe a que, debido a los cambios hormonales, se tiende a retener líquido antes del período menstrual. Después de que se termina tu período, los quistes vuelven a su tamaño normal y ya no están tan sensibles. Cuando hay muchos, repartidos por todo el seno, se les llama senos fibroquísticos. En estos casos, también estos bultitos son benignos.

Pero los quistes no son los únicos que pueden producir abultamientos. Una bolita en el seno puede aparecer por otras causas, entre ellas:

  • Fibroadenomas: son tumores firmes y sólidos, que por lo general no duelen y son más frecuentes en mujeres menores de 30 años. A veces, crecen rápidamente durante el embarazo o la lactancia.
  • Infecciones o lesiones: Pueden ser provocadas por los modernos piercings, o mientras la mujer amamanta al bebé.  A veces, la succión del bebé forma pequeñas grietas alrededor del pezón, por donde las bacterias pueden ingresar y provocar infecciones. Si se bloquea uno los conductos de leche se produce una mastitis, una inflamación dolorosa del seno.
  • Traumas o golpes al seno: Un golpe en el seno, puede formar un hematoma, o dañar el tejido grasoso de la mama, formando entonces un bulto o necrosis (muerte) del tejido adiposo (de grasa).

Aunque, como ya has visto, abundan las causas para la formación de bultos no cancerosos, pero no debes bajar la guardia, porque hay casos en que la bolita en el seno sí puede deberse a un crecimiento de tipo maligno (un cáncer).  Aunque sin que te angusties, en cuanto detectes algo irregular en los senos, debes consultar a tu médico de cabecera o a un especialista para descartar la posibilidad de cáncer.

El cáncer de mama es uno de los que más afecta a las mujeres y una de las formas de combatirlo es su detección temprana. Por eso, además de visitar regularmente a tu ginecólogo(a), no está de más que aprendas tú misma a hacerte un control en casa a través del tacto para detectar, justamente, la presencia de algún bulto o tejido extraño (en este otro artículo, te explicamos cómo hacerlo).

Luego, mantente alerta ante posibles señales y consulta de inmediato al especialista si notas alguno de estos cambios en uno u ambos senos:

  • Una masa, bolita dura o la piel más gruesa.
  • Hinchazón, calor, oscurecimiento o enrojecimiento.
  • Cambio en el tamaño o la forma del seno.
  • Hoyuelos o arrugas en la piel.
  • Picazón, úlcera o llaga escamosa en la piel o sarpullido en el pezón.
  • Hundimiento del pezón o de otras partes del seno.
  • Secreción repentina del pezón (especialmente con sangre).
  • Dolor reciente y persistente en alguna parte de la mama.

Una bolita en el seno no es sinónimo de cáncer, pero si de alerta. Pero puede ser una llamada de aviso. Cuidarte y prevenir son la mejor forma de combatir el cáncer. No te dejes llevar por alguno de los mitos sobre los quistes o el cáncer. Además de tus propios controles en casa, es importante que visites a tu médico regularmente para que te examine y desde luego, de inmediato si notas cualquiera de las señales de alerta que mencionamos.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / gbh007

The post Me siento una bolita en el seno, ¿será cáncer? appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2fggeDo

jueves, 21 de septiembre de 2017

El cáncer de garganta relacionado con el VPH aumenta entre los hombres


Según las investigaciones, los hombres son dos veces más propensos a desarrollar el cáncer de garganta conocido como cáncer orofaríngeo, que está relacionado con el VPH oral, que las mujeres.

Fumar, beber alcohol y el reflujo gastroesofágico (ERGE) pueden aumentar el riesgo de cáncer de garganta, pero el virus del papiloma humano genital (VPH) se ha convertido en una de las principales causas de cánceres orofaríngeos. De hecho, tan sólo en los Estados Unidos, unas 9.000 personas son diagnosticadas cada año con cáncer de garganta que podría haber sido causado por el VPH, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y es aproximadamente cuatro veces más común en los hombres que en las mujeres.

Síntomas, detección y tratamiento del cáncer de garganta

Los médicos generalmente clasifican al cáncer de garganta según el área de la faringe – la nasofaringe, la orofaringe o la hipofaringe – que afecta. La orofaringe es la porción media de la garganta situada por la boca e incluye el paladar blando, las amígdalas y la parte posterior de la lengua.

Los signos y síntomas también pueden variar, dependiendo del área afectada. Los síntomas del cáncer orofaríngeo pueden incluir:

  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para abrir la boca
  • Dolor de oídos
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos
  • Cambios en la voz
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Tos con sangre

Algunas personas, sin embargo, pueden no tener ningún signo o síntoma.

Desafortunadamente, no hay pruebas de detección sencillas para el cáncer de garganta. Y en algunos casos, no hay señales de aviso hasta que la enfermedad haya comenzado a avanzar. Asegúrate de hablar con tu médico tan pronto como sea posible si comienzas a desarrollar cualquiera de los síntomas relacionados.

Para determinar la presencia de cáncer de garganta, tu médico podría pedir una serie de pruebas, incluyendo una biopsia, una radiografía, una tomografía computarizada (TC o TAC), una imagen por resonancia magnética (IRM) o una tomografía por emisión de positrones (TEP) de la cabeza y / o el cuello. Una vez que se te haya diagnosticado cáncer de garganta, el tratamiento puede incluir cirugía, radiación y / o quimioterapia.

¿Cómo causa el VPH el cáncer de garganta?

El VPH es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común en los Estados Unidos, según el CDC. Aunque no es perjudicial para la mayoría de las personas y puede desaparecer por sí mismo, podría conducir al cáncer cervical en mujeres y al cáncer de garganta en personas infectadas con VPH oral.

El cáncer causado por el VPH puede tardar años en desarrollarse. No está claro si el VPH por sí sólo puede causar el cáncer orofaríngeo, o si otros factores como fumar o mascar tabaco pueden aumentar la probabilidad de desarrollar la enfermedad. Según el CDC, alrededor del 7 por ciento de las personas en los EE.UU. tienen VPH oral y el 1 por ciento tienen el tipo que está asociado con el cáncer orofaríngeo.

Los hombres son dos veces más propensos que las mujeres a desarrollar cáncer de garganta vinculado al VPH, de acuerdo con la investigación realizada por el American Association for the Advancement of Science (AAAS). La investigación también muestra que es menos probable que el VPH desaparezca por sí mismo en los hombres que en las mujeres. Existen estudios que sugieren que el VPH oral se puede pasar a través de los besos a boca abierta y del sexo oral, pero se necesita investigación adicional para determinar exactamente cómo se transmite la infección de una persona a otra.

La FDA aún todavía no ha aprobado un estudio de detección para el VPH oral, ni se ha determinado si las vacunas contra el VPH podrían prevenir el cáncer orofaríngeo, pero los médicos recomiendan practicar sexo seguro, lo que puede reducir las probabilidades de contraer VPH oral.

Para reducir el riesgo de todos los tipos de cánceres, la Sociedad Americana del Cáncer sugiere que la gente deje de fumar o se abstenga de fumar, reduzca el consumo excesivo de alcohol y coma una dieta saludable y bien balanceada.

 

Fuente: HPV-Related Throat Cancer on the Rise Among Men

Por: Chandra Johnson-Greene, Editora Asociada de University Health News

Publicación original: 2017

Ultima revisión: 2017

Copyright: © 2017 Belvoir Media Group. Todos los derechos reservados.

Visita UniversityHealthNews.com para leer miles de artículos sobre la salud en inglés.

Imagen © iStock / pitju

 

The post El cáncer de garganta relacionado con el VPH aumenta entre los hombres appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2xoQbn5

Qué hacer cuando sientes dolor durante las relaciones sexuales


El sexo es una de las actividades más placenteras que pueden disfrutar las personas. Sin embargo, a veces puede generar sensaciones que convierten el placer en una pesadilla. ¿Tienes dolor durante las relaciones sexuales? Deja de ocultarlo porque ni es tu culpa, ni hay nada por lo que debas avergonzarte. A muchas personas les pasa lo mismo que a ti, así que hablemos de las causas de esas molestias y qué puedes hacer para que desaparezcan.

Estamos acostumbrados a escuchar lo placentero que es el sexo y la importancia de tener una buena y saludable actividad sexual. Todo eso es cierto, y si tienes los cuidados necesarios para evitar las enfermedades de transmisión sexual, puedes obtener muchos beneficios para tu salud física y emocional, como te hemos explicado en otros artículos de VidaySalud.com.

Ahora bien, no todos tienen la suerte de disfrutar tanto en la intimidad. Muchas mujeres (y también algunos hombres) sienten molestias y dolor, antes, durante o después de la penetración. ¿Es esto normal? Podríamos decir que sí, al menos ocurre más seguido de lo que te imaginas y no deberías tener vergüenza de hablar sobre este tema, ni con tu pareja ni con un especialista que pueda ayudarte a determinar las causas y a combatir tu dolor durante las relaciones sexuales.

Según una encuesta nacional desarrollada por el equipo de investigación del Centro para la Promoción de la Salud Sexual en la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, que tomó en cuenta la opinión de casi seis mil hombres y mujeres de entre 14 y 94 años de edad, durante 20 años, el número de mujeres que reconoce tener dolor durante las relaciones sexuales alcanza el 30 por ciento, y el 5 por ciento de los hombres también afirma que sufre con este problema.

Causas del dolor durante las relaciones sexuales

¿Por qué aparece el dolor justo en ese momento? Las causas de este malestar, que se conoce como dispareunia, pueden ser variadas. Entre ellas:

  • Ciertas posiciones pueden causar dolor durante las relaciones sexuales.
  • Reacción alérgica a algún método anticonceptivo, como los espermicidas o el látex del que están fabricados algunos condones, o un diafragma que no queda bien.
  • Irritación genital, que puede estar producida por el uso de tampones, jabones, detergentes, duchas vaginales o productos para la higiene.
  • Inflamación o infección en la zona, puede ser urinaria, vaginal o en las trompas de Falopio.
  • Lesiones provocadas por el herpes, por las verrugas genitales o por otras infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Tener relaciones sexuales demasiado pronto después de una cirugía o un parto.
  • Uso de ciertos medicamentos, como algunos antidepresivos y algunos anticonceptivos.
  • Resequedad vaginal o tener poca lubricación, que puede ser causada por falta de estimulación o juego previo o por cambios hormonales, en especial, después de la menopausia.
  • Otras condiciones de salud como la menopausia, el prolapso uterino, útero en retroversión (una condición anatómica que hace que el útero esté un poco inclinado hacia atrás), quistes en los ovarios, una infección por herpes o la presencia de hemorroides, endometriosis, inflamación de la próstata o vaginismo (que es un espasmo involuntario de los músculos que rodean la vagina, lo que hace que ésta se cierre).
  • Algunos factores emocionales y psicológicos pueden causar dolor durante las relaciones sexuales, por ejemplo si la persona ha sido víctima de abuso sexual o violación.

Si sientes molestias o dolor durante las relaciones sexuales, no te quedes en silencio y dilo. Habla con tu pareja y con tu médico para solucionar el problema y recobrar la magia de tu vida sexual, afectiva y también un poco de tu autoestima.

Alivio del dolor durante las relaciones sexuales

Existen distintos tratamientos para quitar el dolor durante las relaciones sexuales — especialmente durante la penetración, que dependerán de la causa. Asimismo, hay algunas cosas que puedes empezar a practicar en la intimidad, que ayudan a resolver este problema. Entre ellas:

  • Usa un lubricante. Los lubricantes solubles en agua son una buena opción si tienes irritación o sensibilidad vaginal, mientras que los de silicona tienden a durar más y ser más resbalosos que los lubricantes solubles en agua. No uses vaselina, aceite de bebé ni aceite mineral cuando usas condones, ya que pueden disolver el látex y hacer que se rompa el condón.
  • Programa tiempo para las relaciones sexuales y busca el momento en que ninguno de los dos esté cansado o ansioso.
  • Habla con su pareja, dile dónde y cuándo sientes dolor y qué actividades te resultan más placenteras.
  • Prueba actividades que no te causen dolor. Por ejemplo, si lo sientes durante el coito, pueden practicar sexo oral o masturbación mutua. También pueden dedicarse a actividades sensuales pero no sexuales, como el masaje.
  • Para aliviar el ardor después del coito, puedes aplicarte hielo o un paquete de gel congelado envuelto en una toalla pequeña.

Si persiste el dolor durante las relaciones sexuales, no te descuides y consúltalo con un especialista para que pueda determinar la causa y tratarla correctamente. Así evitarás problemas mayores y recobrarás el placer en la intimidad.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / fizkes

The post Qué hacer cuando sientes dolor durante las relaciones sexuales appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2w8ey5u

Las grasas saludables para el corazón


Hay grasas malas y grasas saludables para el corazón. ¿Sabes distinguirlas?

Seguramente has escuchado que el consumir grasas en exceso puede aumentar el riesgo de desarrollar problemas cardíacos. Sin embargo, no todas las grasas son dañinas. Lo importante es seleccionar el tipo y la cantidad de grasas adecuadas para mantener a tu corazón sano. En este artículo te contamos cuáles son las grasas saludables para el corazón. Así sabrás cómo elegirlas a la hora de incorporarlas en tu dieta.

A pesar de que se les ha hecho muy mala fama, tu cuerpo necesita a las grasas y a los aceites para vivir. Incluso, algunos ácidos grasos como los denominados Omega 3 son grasas saludables para el corazón. Además de darles un sabor diferente a las comidas, las grasas transportan a las vitaminas A, D, E y K en el cuerpo y proveen calorías, que aportan energía.

Si es así, ¿por qué generalmente se recomienda comer poca grasa? y, ¿por qué se dice que es tan nociva? Las respuestas a estas preguntas realmente son, que todo depende del tipo de grasa del que se trate y de la cantidad que consumas, ya que algunas pueden incrementar el llamado colesterol malo (o LDL, por su sigla en inglés, que significa lipoproteínas de baja densidad) y con él el riesgo de que desarrolles problemas del corazón.

Así como existen los llamados colesterol malo y colesterol bueno (HDL, por sus siglas en inglés, que significan lipoproteínas de alta densidad), también existen dos grupos de grasas: las no saturadas y las saturadas. Las primeras son menos y las segundas más dañinas para tu salud, ya que aumentan el riesgo de que las arterias se obstruyan (tapen) e impidan el paso de la sangre al corazón o al cerebro.

Las grasas no saturadas son las que son líquidas a la temperatura ambiente. Entre ellas se encuentran las grasas monoinsaturadas o las poliinsaturadas, que ayudan a incrementar los niveles del colesterol bueno. Por lo tanto, se consideran grasas saludables para el corazón. Entre los alimentos que contienen grasas monoinsaturadas están: frutos secos, semillas, aguacates (paltas) y algunos aceites como el de oliva, canola y girasol; mientras que entre los alimentos que contienen las grasas poliinsaturadas están: los granos de maíz, semillas de algodón, y aceites y semillas de cártamo y de lino, los frijoles (habichuelas, porotos) y aceites de soja (soya), margarinas y mariscos.

Las grasas saturadas, en cambio, son aquellas que suelen estar sólidas a la temperatura ambiente, como las que se encuentran en la carne de los animales y en los lácteos como en la manteca o en la mantequilla, el queso y la crema. Estas NO se consideran grasas saludables para el corazón.

Por último, las conocidas como grasas trans también corresponden al grupo de las no saturadas, pero no comparten las propiedades de este grupo cuando se trata de tu salud. Al contrario, debes sumarlas a las saturadas en tu lista de grasas que debes de evitar, ya que incrementan el riesgo en cuando a padecer problemas del corazón. Las grasas trans se encuentran en los aceites hidrogenados y parcialmente hidrogenados y en los productos que contienen estos aceites, como galletas, pasteles, donas (rosquillas) y en las comidas fritas en general.

Aún las grasas saludables para el corazón se deben consumir en cantidades limitadas. Debes usar las más apropiadas para cocinar tus comidas y aprender a encontrar el equilibrio justo entre calidad y cantidad.

Por ejemplo, algunos estudios clínicos sugieren que los alimentos típicos de la dieta mediterránea, como el aceite de oliva y los frutos secos, tienden a reducir la posibilidad de desarrollar diabetes y el síndrome metabólico, que es una combinación de  factores que aumentan el riesgo de padecer de enfermedad cardíaca. Los factores del síndrome metabólico son obesidad abdominal y dos de las siguientes cuatro características: hipertensión (presión alta), colesterol bueno (HDL) bajo, triglicéridos elevados y/o azúcar elevada en la sangre (o diabetes).

A eso se suman otros estudios, como uno publicado en el Canadian Medical Association Journal a fines del año pasado, en el cual unos investigadores de la Universidad de Toronto y del Hospital St. Michael de Ontario, ambos en Canadá, evaluaron los efectos de agregar grasa monoinsaturada a una dieta vegetariana rica en fibra, efectiva para reducir el colesterol malo en los adultos.

Así detectaron que la combinación de la dieta vegetariana con una dosis de grasa monoinsaturada logró que los niveles del colesterol disminuyeran, aunque advirtieron que en el mundo real esto podría variar un poco, ya que los participantes en la investigación recibieron los alimentos y estuvieron estrictamente controlados.

De todos modos, incorporar buenos hábitos relacionados con el consumo de grasas no es tan complicado. Algunas sugerencias que puedes considerar incluyen:

  • Reemplaza algunos carbohidratos refinados, como el pan blanco y las “golosinas”, por grasas monoinsaturadas de frutos secos, aguacate (palta) o aceite de oliva.
  • Utiliza menos aceite en tus recetas. Por ejemplo, reduce la cantidad de margarina que le untas a tu pan.
  • Sustituye el contenido de las recetas por opciones más saludables, como el aceite de canola o el aceite de oliva.
  • Además de reemplazar productos por opciones más saludables reduce la cantidad que utilizas, por ejemplo, ¼ de taza de aceite de oliva en vez de ½ taza de manteca.
  • Elige productos bajos en grasas o sin grasa.

Si tienes dudas acerca de las grasas que estás consumiendo en tu dieta, o si tienes colesterol alto, habla con tu médico sobre las opciones más saludables en tu caso. No te olvides que las grasas son indispensables para la salud, pero siempre que elijas las grasas saludables para el corazón, las monoinsaturadas o poliinsaturadas y que las consumas en moderación. Logrando ese equilibrio, podrás tener un corazón más sano.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock/ Tomboy2290

The post Las grasas saludables para el corazón appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2wJdswE

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Video: Las vacunas que necesitas y el riesgo de no vacunarte


Cuántas veces no has escuchado a tus padres decir: “Más vale prevenir que lamentar”, y tienen mucha razón. Las vacunas son el mejor ejemplo de esto. Quizá haya muchas enfermedades que desconoces como la difteria, la viruela negra, la fiebre amarilla o la polio que en los siglos 19 y 20 mataron a cientos de miles de personas en todo el mundo, especialmente a niños. Gracias a las vacunas, las hemos olvidado. Por eso, no hay que olvidar la importancia de las vacunas. En este artículo te explico en qué consisten y cuáles necesitas tú y tu familia. Y en nuestro nuevo video te hablo de los riesgos que corres si no te vacunas.

 

 

La verdad es que todos deberíamos estar más preocupados por evitar tratar las consecuencias de la enfermedad antes de que esta aparezca, no sólo es más barato prevenir, es menor doloroso, y puede prevenir complicaciones que pueden ser graves.

Algo de historia

La palabra vacuna tiene su origen en una adaptación del latín, vaccinia, del latín vacca, que quiere decir vaca. Una historia interesante, ya que esta palabra fue creada por Edward Jenner en 1796 a raíz de la observación de que las mujeres que ordeñaban vacas adquirían cierta inmunidad contra la viruela bovina que les proporcionaba protección contra la viruela humana.

Las campañas de vacunación han erradicado (eliminado) un buen número de enfermedades que en otros tiempos provocaron históricas y devastadoras epidemias a nivel internacional (pandemias) que ocasionaron la muerte de millones de personas, como la viruela. Otra enfermedad ya también erradicada es la poliomielitis que ocasionó que muchas personas desarrollaran diferentes grados de incapacidad física (parálisis).

Algunas otras enfermedades han resurgido como la tuberculosis que puede afectar a las personas que tienen su sistema de defensas debilitado como son los pacientes con SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

¿Cómo actúan las vacunas?

Al aplicar una vacuna lo que se hace es exponer a una persona al agente que provoca la enfermedad, pero este agente no tiene la agresividad que tenía originalmente ya que si así fuera, al ponerlo en contacto con la persona, provocaríamos la enfermedad.

Las vacunas utilizan un agente que se debilita mediante diferentes procesos, la idea es exponer al individuo a un agente “atenuado” o muerto (inactivado) para que el sistema inmunológico (de defensa) de su cuerpo produzca, a través de los glóbulos blancos de la sangre, sustancias que se conocen como anticuerpos contra el agente, de tal forma que si en un futuro la persona estuviese expuesta al agente original, los anticuerpos que su cuerpo produjo (defensas) reaccionarían inmediatamente evitando que se desarrolle la enfermedad o bien, que ésta no sea tan fuerte y que la persona se cure más rápido.

Las vacunas dejan “una memoria inmunológica”. Con algunas vacunas, es necesario reforzar la protección, aplicando la vacuna periódicamente. Existen muchos mitos acerca de las enfermedades, no te dejes llevar por ellos. Si tienes dudas, consulta a tu médico o pregunta en el Departamento de Salud.

¿Quiénes deben vacunarse y contra qué deben vacunarse?

Los grupos de edad más susceptibles a las enfermedades infecciosas son los extremos de la vida, los recién nacidos y los niños y también los adultos mayores. Sin embargo, existen enfermedades que se pueden presentar en otras etapas de la vida como en el periodo de la vida sexual activa, un ejemplo es la infección que provoca el virus del papiloma humano (VPH) que, en las mujeres, puede provocar el cáncer cervical o del cuello del útero.

La primera vacuna que recibimos de forma natural es el calostro materno al iniciar la lactancia de los recién nacidos. El calostro contiene una gran cantidad de anticuerpos que protegen contra un gran número de enfermedades, de ahí la importancia de la lactancia materna.

El esquema de vacunación de los primeros años de vida a la adolescencia incluye (no necesariamente en este orden):

Vacuna contra la hepatitis B, vacuna pentavalente (difteria, tosferina, tétanos, poliomielitis, influenza tipo B), refuerzo DPT (difteria, tosferina y tétanos), vacuna contra rotavirus, vacuna contra neumococo, vacuna contra influenza, triple viral RSP (sarampión, rubeola, parotiditis), poliomielitis, sarampión y rubeola y recientemente vacuna contra virus del papiloma humano que se recomienda administrar a partir de los 11 año de edad. Otras vacunas recomendadas son contra la varicela y contra la hepatitis A. Y en los adolescentes, también a los 11 años, la vacuna contra la meningitis.

Para los adultos y los adultos mayores se recomiendan aplicar regularmente las vacunas contra neumococo, contra la influenza, la DPT (difteria, tosferina y tétanos), contra el herpes zóster o culebrilla. Y algunas no se recomiendan rutinariamente, pero si en casos especiales y debes consultar a tu médico, como: la de meningitis, la de VPH, hepatitis A y B o triple viral RSP (sarampión, rubeola, parotiditis) cuando no se recibieron o no se recibieron completas.

Varias de ellas requieren más de una aplicación.

Es importante mencionar que algunas profesiones como las de los médicos o enfermeras requieren por el riesgo de exposición vacunas y refuerzos específicos como las vacunas contra la hepatitis B, tétanos, influenza, etc.

Otra condición que también requiere de la administración de vacunas es el hecho de viajar a otro país donde existen enfermedades características de esta región (endémicas) como fiebre amarilla, dengue, cólera, encefalitis, fiebre tifoidea, rabia, etc. Así es que si vas a viajar recuerda que en algunos casos es requisito presentar tu tarjeta de vacunación para poder ingresar al país que vas a visitar.

¿Cuál es el riesgo de no vacunarse?

El riesgo más importante de que no te vacunes es el de que adquieras la enfermedad.

Aunque muchas de las enfermedades antes mencionadas suelen tener un curso benigno en las personas vacunadas, en personas que no cuentan con esta protección y sufren la enfermedad, las consecuencias pueden ser tan graves como alguna incapacidad o hasta la muerte.

Un niño perfectamente saludable menor de 12 meses que no está listo para recibir algunas vacunas por su edad, podría contraer algunas de las enfermedades prevenibles transmitidas por los niños que no se han vacunado. Algunos de los niños que contraen, por ejemplo: sarampión o varicela (viruela loca) podrían desarrollar, entre otras complicaciones, neumonía o encefalitis (que es una inflamación del cerebro) que puede llegar a causar la muerte. Esto le puede suceder a tu hijo.

También podría suceder que un niño sea alérgico al huevo, y como las vacunas se preparan con una proteína que es similar al huevo, eso hace que ese niño no pueda recibir las vacunas. O si un niño está en tratamiento para cáncer y su sistema inmunológico (de defensa) hace que no pueda recibir las vacunas por el tratamiento que está recibiendo en ese momento. Si tú no vacunas a tu hijo y tu hijo se enferma, estás exponiendo a los que no se pueden vacunar por su edad, por sus alergias o por el tratamiento al cáncer a que se enfermen ¿crees que es justo? Esto le podría suceder al hijo de alguien si tu no vacunas a tu hijo.

Un ejemplo de lo que te puede suceder a ti es con la influenza a la que se le llama gripe o flu. Esta infección de las vías respiratorias que es diferente a un resfriado común, puede evolucionar a una infección pulmonar severa, que podría requerir de internamiento en un hospital, mantenimiento con un respirador artificial, que puede evolucionar a una condición muy grave que puede provocar la muerte. Y se puede prevenir con una vacuna.

La infección pulmonar por neumococo puede causar una neumonía (pulmonía) y tener una evolución muy parecida a los casos graves de la influenza. Esto ocurre más frecuentemente en los adultos mayores de 65 años. Por eso esta vacuna se recomienda en las personas a partir de los 65 años o a partir de los 50 años en los que padecen de enfermedades crónicas.

Es por esta razón que no está de más que te repita lo que mencioné al inicio de este artículo: “Más vale prevenir que lamentar”. Protege tu salud y la salud de tu familia. Si tienes duda acerca de las vacunas que necesitan, tu médico o el Departamento de Salud de tu área te puede asesorar.

Aquí tienes varias referencias adicionales por edad:

De 0 a 6 años: http://ift.tt/1OEUREb

De 7 a 18 años: http://ift.tt/1ErdpIh

Adultos: http://ift.tt/1OEUTf3

Recuerda que algunas vacunas son gratuitas, y que otras están cubiertas por tu seguro de salud. No permitas que el dinero sea un obstáculo para proteger a tu familia. Si tienes dudas, acude a tu médico o a una clínica en tu área.

 

Publicación original: 2015

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Video producido en colaboración con HITN TV para Vida y Salud Televisión.

Imagen © iStock / Svetography

The post Video: Las vacunas que necesitas y el riesgo de no vacunarte appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2fz1vnp

4 remedios para aliviar los cólicos menstruales


¿Sufres de dolores o cólicos menstruales?

Los dolores durante la menstruación son la razón más común por la que las mujeres buscan atención médica. Los cólicos menstruales pueden ser leves o severos y se sienten por lo general en el abdomen, la espalda y hasta los muslos. Algunas mujeres tienen dolores de cabeza, náuseas, mareo, diarrea y sufren de constipación. ¿Cómo aliviar los cólicos menstruales?

Casi todas las mujeres del mundo han sentido los dolores o cólicos que acompañan a la menstruación, también conocidos como dismenorrea. A muchas, les afecta tanto que interfiere con sus labores cotidianas porque o no se pueden levantar de la cama o porque desarrollan náuseas y diarrea. Por lo general, los cólicos menstruales desaparecen después de 48 horas, pero ¿quién quiere estar dos días sufriendo los dolores de la menstruación cuando hay remedios para combatirlos? Es suficiente con que por esos días del mes, las mujeres tengan que lidiar con cambios emocionales como para que encima de esto, tengan que retorcerse de dolor por los cólicos menstruales.

Además, con el estilo de vida de hoy, donde las mujeres juegan el papel de ejecutivas, madres, esposas, amigas, amantes, etc., no te puedes dar el lujo de quedarte en cama por dolor. En Vida y Salud te presentamos cuatro remedios que pueden ayudarte a estar como nueva durante tu período menstrual.

1. Medicamentos antiinflamatorios no esteroides:

En la farmacia encontrarás a la mano medicamentos como la aspirina, el ibuprofén (Advil, Motrin) y el naproxén (Aleve) que te ayudarán inhibiendo la síntesis de las prostaglandinas, los químicos responsables de los dolores de la menstruación. Si tu cólico menstrual es fuerte, es posible que tu doctor te recete además, anticonceptivos orales de baja dosis,  que reducen la liberación de las prostaglandinas, los químicos responsables de los dolores durante la menstruación, u otros medicamentos.

2. Haz ejercicio:

Aunque lo último que quieres es ponerte a correr cuando tienes cólicos menstruales, un buen remedio para disminuir el dolor, es precisamente hacer ejercicio. El hacer ejercicio aumenta la producción de las endorfinas, que ayudan a disminuir el dolor. De hecho, el hacer ejercicio regularmente todo el mes, te ayuda a tener menos dolor durante tu menstruación.

3. Busca calor:

Además del calor de tus seres queridos, es una buena idea que durante estos días tomes un baño caliente o te pongas una bolsa con agua caliente o una bolsa eléctrica en el abdomen. El calor puede relajar tus músculos y aliviar el dolor menstrual. Si es una bolsa eléctrica, no te duermas con ella, para que no te vayas a quemar. Si sales a caminar y hace frío, se recomienda que te pongas un abrigo que te cubra las caderas (que llegue a los muslos). De esa manera mantendrás tus músculos pélvicos calientitos.

4. Practica yoga:

Si eres de las que no hace ejercicio vigoroso durante la menstruación, la yoga es una excelente alternativa para aliviar los cólicos menstruales. La posición del “diamante” alivia la tensión muscular en la zona pélvica. Siéntate en el piso con tu espalda recta. Dobla las rodillas y mantenlas lo más pegadas al piso que puedas. Junta tus pies, planta con planta, para crear una forma de diamante con tus piernas. Con tu espalda derecha, respira profundo y exhala inclinándote hacia delante. Repítelo varias veces.

Desde luego, si tus dolores son severos, pueden indicar que padeces de endometriosisfibromas uterinosenfermedad inflamatoria pélvica  u otro problema y es importante que visites a tu ginecólogo para que él o ella establezcan el diagnóstico y el tratamiento adecuado para tus cólicos menstruales.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStockphoto.com / Yuri Arcurs

The post 4 remedios para aliviar los cólicos menstruales appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/1svlyzs

Qué es el índice de masa corporal (IMC) y cómo calcularlo


Aunque no te gusten para nada ni el cálculo ni las matemáticas, hay números muy importantes en tu vida: tu edad, tu estatura y tu peso. Con esos números y una sencilla fórmula se puede llegar a una cifra que sirve de guía para determinar si la persona (ya sea un niño o un adulto), tiene un peso saludable en relación a su talla o si por el contrario sufre de sobrepeso u obesidad. Esa relación entre estatura y peso es lo que se conoce como índice de masa corporal o IMC. ¿Quieres saber cuál es el tuyo y qué determina en tu salud? Infórmate aquí.

Es fácil determinar cuánto medimos y pesamos. Basta usar una cinta métrica y una báscula. Pero, ¿cómo saber si ese peso es saludable en relación a nuestra edad y estatura? Muchas personas no necesitan ni siquiera subirse a una báscula para saber que tienen sobrepeso. Pero ¿cuánto sobrepeso? O peor todavía, ¿cuándo dejamos de tener sobrepeso y nos convertimos en obesos? Todas esas preguntas pueden contestarse fácilmente conociendo el índice de masa corporal, una medición estadística que relaciona el peso y la estatura de una persona y permite determinar si sufre de sobrepeso o no, o si tiene un alto nivel de grasa en el cuerpo. Fue inventado por el estadístico y astrónomo belga Adolphe Quatelet en 1830, por eso también se le conoce como el índice de Quatelet.

¿Para qué se usa el índice de masa corporal?

Cada vez que vas al médico te miden y te pesan. Pero tu peso solamente no significa mucho. Cuando lo relacionas con tu estatura es que esa cifra comienza a mostrar un panorama más claro de tu estado de salud general. Usando el índice de masa corporal o IMC los médicos pueden determinar si una persona tiene deficiencia de peso, un peso saludable o exceso del mismo. Si el IMC es muy alto, la persona tiene un riesgo mucho mayor de sufrir problemas de salud crónicos que se relacionan con el peso, como la hipertensión, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares (del corazón), accidentes cerebrovasculares (ACV), problemas en la vesícula y osteoartritis. El sobrepeso también aumenta el riesgo de sufrir varios tipos de cáncer (mama, colon, próstata y endometrio).  El índice de masa corporal no solamente le resulta útil a tu médico de cabecera. También lo utilizan varias organizaciones y agencias de salud pública, como el National Institute of Health (NIH) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para definir los límites de la obesidad de la población general. De hecho, fue adoptado en 1980 como una manera de identificar el riesgo de la población para contraer las enfermedades que mencionábamos anteriormente (hipertensión, ataque cardíaco, diabetes, ACV y algunos tipos de cáncer).

¿Cómo se calcula el índice de masa corporal?

Comienza por medirte y pesarte.

Aquí está el cálculo usando kilos y metros:

Supongamos que pesas mides 1.60 y pesas 59 kilos.

  1. Multiplica tu estatura por tu estatura (1.60 x 1.60 = 2.56)
  2. Divide tu peso por el cálculo de estatura, es decir 59 / 2.56 = 23.

Resultado: tu índice de masa corporal es de 23.

Si prefieres calcular en libras y pulgadas, hay un paso adicional:

Supongamos que mides 5´3” (63 pulgadas) de estatura y pesas 130 libras.

  1. Multiplica el peso por 703 (130 x 703 = 91,390)
  2. Multiplica tu estatura por sí misma, es decir, llévala al cuadrado2 (63 x 63)  = 3,969
  3. Divide la primera multiplicación por la segunda (peso entre estatura), es decir 91,390 / 3,969 = 23.

Resultado: tu índice de masa corporal es de 23.

¿Te parece muy complicado? No te preocupes.  Visita este sitio web del National Heart Lung and Blood Institute, donde encontrarás una calculadora que te ayudará a obtener tu IMC automáticamente. Ingresa tus datos, haz clic en la casilla que indica Calcular y obtendrás tu cifra de IMC.

¿Y qué significa ese número?

Una vez que tienes tu índice de masa corporal, hay que saber interpretarlo. Según el NIH (National Health Institute), las puntuaciones se evalúan así:

  • Menos de 18.5 significa que tu peso está por debajo de lo normal o lo saludable
  • Entre 18.5 y 24.9 el peso se considera normal o saludable
  • Entre 25 y 29.9 se considera sobrepeso
  • De 30 en adelante, indica obesidad

Ahora bien, aunque el cálculo del índice de masa corporal funciona para la mayoría de las personas, hay excepciones:

  • Puedes tener un IMC alto, pero un peso saludable si eres una persona musculosa o atlética (recuerda que el músculo pesa más que la grasa).
  • Puedes tener un IMC normal y estar en riesgo de desarrollar problemas relacionados al sobrepeso, ya que no dice en dónde se deposita la grasa. El exceso de grasa en el área de la cintura todavía es peligroso.

El profesional de la salud, también tendrá en cuenta otros factores, como la edad (con el tiempo se reduce la proporción de masa muscular), la movilidad de la persona, qué tan sedentario es un paciente (si necesita usar una silla de ruedas, por ejemplo), si es mujer y está embarazada, por citar algunos ejemplos.

Por eso es importante que una vez que conozcas tu índice de masa corporal, consultes con el médico o un nutricionista calificado para incorporar a tu dieta y a tu estilo de vida los cambios necesarios para mejorar tu salud y disminuir el riesgo asociado con el sobrepeso. Recuerda que el exceso de peso y la obesidad están directamente relacionados con las siguientes condiciones:

¿Es igual el índice de masa corporal en los niños que en los adultos?

Aunque se calculan de la misma forma, los resultados en los niños se evalúan teniendo en cuenta también la edad y el sexo (en los adultos no se tienen en cuenta estos factores). Esto sucede porque durante la infancia y la adolescencia los niveles de grasa corporal oscilan con la edad. Además, la cantidad de grasa que el cuerpo almacena varía en las niñas y en los varones.  Por eso hay que utilizar una tabla que tenga en cuenta el género y la edad, además del peso y la estatura. Las directrices para interpretar el índice de masa corporal en los niños son:

  • Un IMC menor del 5% percentil (de 2 años a 20) se considera bajo de peso
  • Un IMC entre el 5% y el 85% percentil se considera un peso normal
  • Un IMC entre el 85% y el 95% percentil se considera con riesgo de sobrepeso
  • Un IMC de 95% percentil y más se considera sobrepeso

Es muy importante que discutas los resultados con el pediatra ya que la obesidad en los niños se ha convertido prácticamente en epidemia, con resultados muy negativos para la salud. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, 7 de cada 10 niños con sobrepeso entre las edades de 10 a 13 tendrán problemas relacionados con el peso en la adultez.  Las tablas del índice de masa corporal en los niños ayudan a los pediatras a detectar problemas de sobrepeso a una edad temprana, y así evitar las consecuencias en la salud a largo plazo.

¿Hay alguna otra forma de medir el sobrepeso y el exceso de grasa?

Definitivamente sí. La circunferencia de la cintura también ayuda a detectar posibles riesgos asociados con el sobrepeso y la obesidad (que mencioné anteriormente). Si la mayoría del exceso de grasa en tu cuerpo se acumula en el abdomen en lugar de depositarse en las caderas y en los muslos, tienes mayor riesgo de sufrir de problemas cardíacos y de diabetes tipo 2. El riesgo aumenta si la cintura mide más de 35 pulgadas (88.9 cm) en las mujeres y más de 40 (101.6 cm) en los hombres.  Para medir correctamente la cintura, coloca la cinta de medir justo encima del hueso de la cadera y después de exhalar.

Por cierto, la Asociación Médica Americana (American Medical Association) — la organización de médicos más grande en Estados Unidos — ha clasificado a la obesidad como una enfermedad. El propósito, de acuerdo al Presidente, es el de avanzar el tratamiento y la prevención de la misma. Estés de acuerdo o no en la clasificación, lo importante es que crea mayor consciencia en el impacto en la salud pública y en lo que tú puedes hacer en relación a la obesidad en tu salud.

Ahora tienes varias opciones: calcular tú misma(o) tu índice de masa corporal (IMC) o utilizar la calculadora automática del NHI. Luego, ignorar la cifra o tomar una participación activa en tu salud. Si tu IMC está en los límites normales, sigue alimentándote y ejercitándote como hasta ahora. Si es elevado hay mucho que hacer y sin perder tiempo: tienes que perder peso y aumentar tu nivel de ejercicio. En www.vidaysalud.com encontrarás varios artículos en las categorías Dieta y Nutrición y Ejercicios que te ayudarán en esta tarea. ¡Ánimo! Tu salud está en tus manos, ¡protégela!

 

Imagen © iStock / undrey

The post Qué es el índice de masa corporal (IMC) y cómo calcularlo appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/1ky9orU

martes, 19 de septiembre de 2017

Noni – usos medicinales


Como siempre, nuestra mejor aliada es la información científica correcta, por lo que hoy nos enfocaremos en conocer más acerca de las propiedades, los beneficios y los riesgos de consumir una planta que se ha puesto muy de moda pero que, de hecho, se conoce desde hace más de 2,000 años: me refiero al Noni.

Actualmente se realizan numerosos estudios clínicos sobre el noni, ya que, aún no existe evidencia científica que compruebe su efectividad. Sin embargo tiende a ser muy popular. Exploremos su historia y lo que sabemos a la fecha.

El noni es una planta con mucha historia

El Noni (Morinda citrifolia) es un pequeño árbol de hoja perenne originario de las Islas del Pacífico, del Sureste de Asia, de la India y de Australia. También se le conoce como guanábana cimarrona, fruta del diablo o mora de la India. Es una planta tradicional que se ha usado desde hace más de 2,000 años en Polinesia. Un reporte señala que existe el antecedente de ser utilizado para tratar casi todas las condiciones imaginables, incluyendo el cáncer, la hipertensión, la diabetes, infecciones, la tuberculosis y la malaria.

Algunas publicaciones atribuyen al investigador Ralph M. Heinicke, el haber sido el promotor del empleo del Noni para varias indicaciones, que incluyen el tratamiento del cáncer, aunque aún no existen pruebas científicas al respecto.

Históricamente, se usaba para preparar una tintura roja, púrpura o amarilla para teñir la ropa. También se utilizaba como un remedio que se aplicaba en la piel.

Feo por fuera, rico por dentro

De aspecto exótico y olor penetrante, el Noni crece generalmente en terrenos volcánicos. Es de los pocos árboles de los cuales se aprovechan todas sus partes: sólamente en su fruto existen 18 tipos de aminoácidos, minerales, vitaminas y enzimas.

Pero a pesar de esta descripción, unos análisis realizados por el European Commision Health and Consumer Protection Directorate no encontraron que el Noni proporcionara mayores beneficios que los jugos de otras frutas.

¿Qué dice la ciencia acerca del noni?

El Dr. Mian-Ying Wang, de la Universidad de Illinois, reportó durante la Conferencia Anual de la Asociación Americana del Corazón, Enfermedades Cardiovasculares, Epidemiología y Prevención, que el beber jugo de Noni, hecho de la fruta de la mora india (Morinda citrifolia), durante 30 días redujo los niveles de colesterol total y los triglicéridos en un grupo de fumadores que se sometieron al estudio, pero mencionó que habría que determinar si sería útil en la prevención de enfermedades del corazón.

Algunos estudios sugieren que sus efectos antioxidantes son mayores a otros productos y, aunque se han comprobado sus efectos antioxidantes, no hay evidencia científica de que proporcione mayores beneficios comparado a otros productos.

Tampoco existe suficiente evidencia científica para establecer que el Noni ayuda en el tratamiento de la diabetes (o para el control del azúcar en la sangre); de las migrañas; de los dolores o cólicos menstruales; de la fiebre; de la depresión; de los problemas digestivos; del cáncer; de los problemas cardiacos o para reducir las señales del envejecimiento.

A pesar de que se le atribuyen efectos relacionados con actividad antibacteriana, antiviral, antifúngica, antitumoral, antihelmíntica, analgésica, antiinflamatoria, hipotensora e inmuno-estimulante, ninguno se ha comprobado científicamente. Se requieren más estudios que lo demuestren.

Efectos secundarios y precauciones

En general, se han reportado muy pocos efectos secundarios con el uso del Noni. Sin embargo, es importante considerar lo siguiente:

  • Las raíces del Noni contienen antraquinones que lesionan el hígado.
  • El jugo puede causar niveles elevados de deshidrogenasa láctica y transaminasas.
  • Tiene niveles elevados de potasio, por lo que no debe de ser usado en pacientes con enfermedades renales (del riñón).
  • Debe usarse con precaución en pacientes en el periodo post-operatorio o que se han lesionado debido a que el Noni puede tener propiedades anti-angiogénicas (evita el crecimiento de vasos sanguíneos nuevos).
  • Debe evitarse en pacientes con trastornos gastrointestinales, ya que el Noni puede disminuir el tiempo de tránsito gástrico.
  • No se recomienda usar durante el embarazo, ni en la lactancia ni en niños menores de 18 años porque se desconoce si es seguro o no..

En cuanto a interacciones con medicamentos:

  • Como el Noni puede ser tóxico para el hígado, se recomienda tener precaución cuando se toma con otros medicamentos o suplementos que puedan ser tóxicos para el hígado.
  • Como el Noni contiene un nivel elevado de potasio (56 mEq/L), se recomienda no consumir otros productos que contengan mucho potasio como zumo o jugo de tomate o naranja.

Y como siempre, idealmente, antes de tomarlo consulta a tu médico y si lo tomas, no dejes de mencionárselo.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / bentaboe

The post Noni – usos medicinales appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2xtGyUT

Moscas volantes: ¿Qué son esas manchas que flotan en tu visión?


En inglés se les conoce como floaters (manchas flotantes), mientras que su nombre en español no tiene nada que ver con los insectos que revolotean a tu alrededor o quedan flotando al caer en el tazón de sopa. Se les llama “moscas volantes” a ciertas manchas que ven algunas personas y que pueden ser señal de algún problema en la vista. Las personas creen que las ven afuera, pero en verdad están adentro del ojo. Descubre más detalles sobre las moscas volantes aquí.

¿Has visto como unas pequeñas manchas que interrumpen tu visión? Técnicamente se denominan miodesopsias y son unos grupos diminutos de células que se forman en el humor vítreo (que es el líquido gelatinoso que llena el interior del ojo y que es lo que le da su forma redondeada). Lo que sucede es que a medida que envejecemos, esa sustancia gelatinosa se va encogiendo y el resultado son esas moscas volantes que “flotan” en nuestro campo de visión y nos molestan intermitentemente hasta que con frecuencia se depositan abajo y dejan de molestarnos.

Aunque las moscas volantes o manchas flotantes parecen estar afuera, en verdad están adentro del ojo y se ven porque son las sombras que se proyectan sobre la retina, que es la parte posterior del ojo que percibe la luz y nos permite ver.

En general, las moscas volantes o manchas flotantes se ven más cuando se mira hacia un fondo plano, como una pared o el cielo azul. ¿Te imaginas cómo son? Algunos las ven como manchas, otros como líneas, y también pueden aparecer en diferentes formas, como pequeños puntos, círculos, nubes o telarañas. Además, si tratas de enfocar la vista sobre ellas, notarás que nunca se quedan quietas.

A medida que envejecemos, es más frecuente notar esas moscas volantes o manchas flotantes que habitualmente no requieren tratamiento. Son más comunes en las personas que se han sometido a una cirugía de cataratas o que han tenido una cirugía con rayo láser en el ojo y en las personas que han tenido una inflamación (hinchazón) en el interior del ojo. También son más frecuentes en las personas que padecen de miopía, de diabetes mal controlada y en las personas de más de 50 años.

¿Son peligrosas las moscas volantes?

Otras veces, en cambio, las moscas volantes o manchas flotantes pueden ser señal de un desgarro o desprendimiento de la retina, que es una situación de emergencia. Por eso, llama con urgencia al oftalmólogo o ve a una sala de emergencia si las manchas aparecen o aumentan de repente, especialmente si tienes más de 45 años de edad y si además ves destellos de luces, si percibes una sombra en los bordes, si notas pérdida de la visión periférica (de uno lado) o como si hubiera una cortina gris en movimiento en tu campo de visión, o si notas que tienes una reducción repentina de la vista. Esta condición debe tratarse de inmediato ya que de no ser así puede causar pérdida de la vista permanente.

Hay otra posibilidad, en donde podrías notar algunos síntomas parecidos, se trata de la migraña ocular u oftálmica que a veces se utiliza para diagnosticar, ya sea, el aura que precede a la migraña del dolor de cabeza o que a veces se usa para describir a lo que se llama migraña retiniana, que es otro tipo de problema en donde se pierde transitoriamente la visión en un ojo y frecuentemente es un problema más serio. En el caso de las migrañas oculares: las  personas notan manchas brillantes, destellos que aparecen como líneas dentadas en un ojo (a veces lo describen como si estuvieran viendo a través de un vidrio rajado), puede haber una pequeña área de falta de visión (muy pequeña, no es total) y ven como estrellitas en ambos ojos. A veces nunca desarrollan el dolor de cabeza. Estos destellos son provocados por un espasmo de los vasos sanguíneos del cerebro. Si el dolor de cabeza es precedido por los destellos, entonces tienes migraña. Del mismo modo, cuando estas líneas aparecen sin el dolor de cabeza, entonces se trata de una migraña oftálmica (o simplemente, de una migraña sin dolor de cabeza). Le llames como le llames, es importante que consultes con un oftalmólogo (que es el médico especializado en de los ojos) especialmente si tienes otros síntomas, como pérdida de la visión lateral. Pero si hay duda de que pueda tratarse de desprendimiento de la retina, recuerda que es una emergencia y debes de actuar de inmediato.

Otros tipos de manchas flotantes o moscas volantes son inofensivas y desaparecen con el tiempo o se vuelven menos molestas, sin necesidad de seguir un tratamiento. Pero no te quedes con la duda. Consulta a tu oftalmólogo si tienes alguno de estos síntomas y regularmente (al menos una vez al año) para proteger tu vista y seguir disfrutando un mundo de imágenes nítidas y a todo color.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Antagain

The post Moscas volantes: ¿Qué son esas manchas que flotan en tu visión? appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2xasIHf

16 malos hábitos que te estropean los dientes


Dicen que la sonrisa es una carta de presentación, ¡y es cierto! Si quieres que la tuya sea brillante y luminosa, el primer paso es cuidar al máximo tus dientes. Y eso, además de las imprescindibles visitas periódicas al dentista para prevenir problemas mayores o solucionar los que ya existen, implica desterrar algunos malos hábitos de tu rutina diaria.  ¿Sabes cuáles son los malos hábitos que estropean los dientes?

La primera vez que Francisco visitó a su dentista, a éste le llevó un segundo darse cuenta de los estragos que el cigarrillo había hecho no solamente en los dientes sino en las encías de su paciente. Además de realizar los empastes que Francisco necesitaba, tuvo que referirlo a un especialista (o periodoncista)  para tratar la periodontitis (o piorrea) avanzada que estaba amenazando seriamente sus encías y su dentadura. El fumar definitivamente es uno de los peores hábitos que perjudica a todo el organismo, no sólo a la salud de tu boca. Pero hay muchos más que debes evitar.

Los malos hábitos que dañan los dientes

Aunque hay pocas cosas más difíciles que cambiar de hábitos, debes proponerte modificar estas malas costumbres que estropean tus dientes:

Fumar. La nicotina oscurece el esmalte y mancha los dientes. Puede provocar además enfermedades en las encías, que a su vez aflojan los dientes. Y si no te parece suficiente, también da mal aliento, afecta las papilas gustativas… y puede causar cáncer en la boca, los labios y la lengua (cáncer oral). Si hay un sólo hábito de esta lista que debes cambiar urgentemente, es éste. Tu boca y todo tu cuerpo obtendrán beneficios inmediatos.

Usar los dientes como herramienta. Si acostumbras destapar las botellas de refresco con los dientes, éstos pueden fracturarse y desgastarse. También se dañan si los usas para abrir los frascos de las medicinas y los envases de cartón o de papel.

Cortar el hilo con los dientes. Aunque te parezca más fácil, ¡no lo hagas! Ten a mano las tijeras cuando te sientes a coser. Cortar el hilo con los dientes los desgasta.

Rechinar los dientes o apretarlos en exceso (bruxismo). Desgasta la superficie de los dientes y hasta puede aflojarlos. También afecta la articulación de la mandíbula.  Consulta con tu dentista. Es posible que necesites incluso dormir con un protector especial (férula o guarda oclusal) para que no lo hagas inconscientemente mientras duermes.

• Morderse las uñas. Además de no ser higiénico y hacer que tus dedos, de hecho, tus manos se vean feas, este hábito aumenta las posibilidades de que padezcas de bruxismo.

Chupar pastillas para la tos. Aparte de su valor medicinal, es más o menos como chupar caramelos, porque los dos están llenos de azúcar. En ambos casos, cepíllate bien después de chuparlos.

Comer gomitas dulces. Además de tener el problema anterior, las gomitas se pegan a los dientes, y el azúcar (y los ácidos que produce) permanecen  en contacto con ellos por horas, causando daños en el esmalte.

Tomar café. Su color y su acidez pueden manchar los dientes o ponerlos amarillos.  De nuevo, cepilla bien los dientes a menudo para evitar que se manche y se deteriore el esmalte.

• Beber vino. Tanto el vino tinto como el vino blanco contienen ácidos que deterioran el esmalte de los dientes, haciéndolos más vulnerables a las manchas. El vino tinto contiene además un pigmento que los mancha. Para reducir el efecto dañino del vino, debes enjuagar la boca con agua después de beberlo o cepillarte la dentadura con pasta blanqueadora.

• Beber refrescos (gaseosas, sodas). No sólo los caramelos y los dulces están llenos de azúcar. También los refrescos tienen una buena cantidad, sin contar los ácidos que contienen, y que afectan el esmalte (estos ácidos, por cierto, también están en los refrescos de dieta que no contienen azúcar, pero sí endulcorantes o endulzantes artificiales).

• Masticar hielo. Sí, se trata sólo de agua congelada, refrescante, sin azúcar… ¡pero es duro! Masticarlo puede fracturar los dientes o producirles rajaduras.

• Comer papitas fritas de paquete. El almidón que contienen se convierte en ácido, y este ácido puede atacar los dientes hasta por 20 minutos. Si las comes, trata de lavarte los dientes y usar hilo dental lo antes posible.

• Comer muchos bocadillos (snacks) entre comidas. Estos alimentos producen menos saliva que una comida, y sus restos se quedan entre los dientes por horas. Trata de reducir la frecuencia, y elige bocadillos bajos en azúcar y almidón, como bastoncitos de zanahoria.

• Morder los lápices. ¿Sueles morder los lápices cuando estás concentrado(a), estudiando o trabajando? Deja de hacerlo. Es igual que masticar hielo: puede fracturarte los dientes.

Cepillarte los dientes con mucha fuerza o con un cepillo de cerdas duras. Puede producir retracción de las encías y exceso de sensibilidad en ellas.

Cepillarte los dientes con movimientos horizontales. Desgasta el esmalte. Lo correcto es cepillarlos con movimientos circulares.

¿Cuántos de estos malos hábitos practicas tú? Aunque no puedas eliminarlos todos de una vez, empieza poco a poco, y de ser posible, empieza por dejar los más peligrosos primero, como el cigarrillo. Además procura visitar al dentista regularmente para tus chequeos y tus limpiezas, y para descubrir a tiempo cualquier problema, y ponerle remedio. También es importante que mantengas una buena higiene bucal, cepillándote los dientes y usando hilo dental. Después de eso, ¡sonríe sin miedo! Seguro que causarás una buena impresión.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Neustockimages

The post 16 malos hábitos que te estropean los dientes appeared first on Vida y Salud.



from Diario – Vida y Salud http://ift.tt/2hrZfkg